Ministro o no ministro?

Bueno, tras mucho tiempo sin actualizar (pido perdón a mis 3 lectores habituales… bueno si llega a 3 estaría bien) voy a escribir algo que hablamos el otro día en una tertulia.
A lo largo de la breve historia de la democracia española ha habido mucho tipo de ministros: buenos, malos, altos, feos, gordos… pero válidos o no válidos?
Registradores de la propiedad, licenciados en derecho, militares, electricistas… de todo un poco, pero yo pienso que cada ministerio debe de ser ocupada por gente que tenga algo que ver o algo de idea de lo que habla (como los periodistas), no me vale que tengamos al mayor cateto de ministro como pasaba en tiempos de antaño, bueno, y no de tan antaño; así pues:

Ministro de Administraciones Públicas:
Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación:
Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación:
Ministra de Cultura:
Ministro de Defensa: un alto mando militar con experiencia
Ministro de Economía y Hacienda: un economista (véase el grandísimo Rodrigo Rato)
Ministra de Educación y Ciencia:
Ministro de Fomento: ingeniero de caminos o ingeniero civil
Ministro de Industria, Comercio y Turismo: ya… están como muy juntos sectores muy diversos jejejeje
Ministro del Interior:
Ministro de Justicia: licenciado en derecho
Ministra de Medio Ambiente: biólogo, químico…
Ministra de la Presidencia:
Ministra de Sanidad: médico
Ministro de Trabajo, Asuntos Sociales e Inmigración:
Ministra de Vivienda:

Los que no he cubierto no sé francamente como rellenarlos y es que lo dividimos en tantos ministerios que ya no sé que más se va a inventar después del Ministerio de la Mujer y de la Vivienda me espero de todo, jejejeje.

3 respuestas a Ministro o no ministro?

  1. Thomas Jefferson dice:

    El ministerio de la vivienda tiene una curiosísima historia: fue creado por Franco en 1957 única y exclusivamente para no dejar sin empleo al saliente Ministro Secretario General del Movimiento, José Luís de Arrese; le otorgó competencias en materia de vivienda pero le negó los créditos para construirlas, y así “forzarle” a dimitir. O sea, más o menos como sucedió en 2004, sólo que en este caso la creación se debe a la necesidad de “colocar” a la ministra de cuota.
    Existen ministerios absolutamente prescindibles, como cultura, presidencia, el meritado de vivienda, cuyos contenidos son prácticamente nulos. Otros estan vaciados de contenido al estar transferidas casi la totalidad de las competencias en las autonomías (como el de Administraciones Públicas o Educación).
    Pero, respondiendo a la cuestión, sólo podría añadir dos titulaciones a las que realizas en tu intervención: el Ministerio de Asuntos Exteriores correspondería a un diplomático (con algo más de tacto que Moratinos y, a poder ser, que dominara algún idioma más que el de Cervantes) y el del Interior a un funcionario de carrera del Cuerpo Superior (grupo A) de la Policía Nacional.

  2. zetapetas dice:

    No conocía lo del Ministerio de la Vivienda, pero sí k es verdad lo de k sobran ciertos ministerios, a mi me parece ciertamente rídiculo que estén juntos sectores tan diversos como Industria Comercio y Turismo, por lo demás totalmente de acuerdo… hay k cambiar a Lexatines.

  3. Thomas Jefferson dice:

    Y se me olvidaba……El Ministerio de Justicia también debería de desaparecer y sus atribuciones pasar al Consejo General del Poder Judicial, que es el órgano encargado del gobierno de los jueces. ¿Qué es eso de que un ministro mangonee en asuntos que afectan a la justicia? Máxime si ese ministro es Bermejinsky.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: